Cretu: el momento de actuar en pro de la cohesión es ahora

This post is also available in: Portugués, Portugal Inglés Francés

El 23 de enero, el presidente de la Conferencia de Ciudades del Arco Atlántico, José Maria Costa se reunió con Corina Cretu, comisaria europea de Política Regional. La plataforma “Ciudades para la Cooperación” (C4C, Cities for Cooperation) fue presentada a la Comisaria, además de un  documento para una renovación positiva de la política de cohesión y los fondos estructurales.
La delegación incluyó al presidente de las Ciudades Atlánticas y alcalde de Viana do Castelo, José Maria Costa, su secretaria general, Tamara Guirao, el vicepresidente de las Ciudades Mediterráneas, Alfred Bosch y su secretario general, Xavier Tiana y el Secretario General de las Ciudades Ibéricas, Xoan Mao y la Secretaria General Adjunta Marta Cabanas. La red de Ciudades Adriáticas Y Jónicas también es adherente de esta nueva plataforma urbana.
Durante la conversación, Cretu hizo hincapié en la importancia de movilizarse ahora para la política de cohesión; mientras la discusión aún está abierta. Y son los estados beneficiarios los que deben hablar, tanto los del Este como los del Oeste.
El presidente del Arco Atlántico, que es también el líder de la delegación portuguesa en el Comité de las Regiones, expresó que la política de cohesión es clave, hasta tal punto de que “sin él, el proyecto europeo no es posible.” Del mismo modo, comparó el programa Erasmus para intercambios entre estudiantes con el programa INTERREG para intercambios entre los territorios.
En el documento que se presentó a la Comisaria, las redes territoriales de ciudades C4C proponen la creación de un foro europeo de las ciudades para la cooperación territorial europea con un estatus legal y una actividad permanente, que incluya a las autoridades locales y sus redes. Asimismo, abogan por la creación de un Observatorio Europeo para la Cooperación Territorial, independiente de la Comisión Europea en su funcionamiento. Finalmente, para la C4C, los programas europeos de cooperación territorial deben incorporar un modelo de gestión adaptado a su naturaleza supranacional, adoptando normas y procedimientos administrativos claros, objetivos, estables y ampliamente difundidos.