A Coruña es la primera AP española en implementar un Programa de Integridad Corporativa